DESCRIPCION

En la búsqueda por optimizar el uso de la energía y el agua potable domésticos planteamos las siguientes estrategias:

– Para reducir el consumo de agua se propone reciclar las aguas grises (provenientes de piletas, lavabos y duchas) y recoger el agua de lluvia y utilizar ambas en inodoros, lavados exteriores y regado de parques.

– Con respecto al acondicionamiento térmico, entran en juego los recursos de la arquitectura bioclimática: distribuir la vivienda en dos niveles y orientando los espacios principales (livings, comedores, dormitorios, estudios, etc.) al norte, proteger el sur de los fríos vientos invernales, proteger las aberturas orientadas al oeste de excesivo asoleamiento en verano, utilizar cubiertas frías, ventiladas y acabadas en color blanco.

Muros de elevada inercia térmica y acabados en colores claros. Diseño y disposición de aberturas q favorezcan la ventilación natural, grandes aberturas al norte que permitan el ingreso de sol en invierno, con los aleros adecuados que sirvan de protección en verano.
Abundante vegetación en torno a la vivienda, sobre todo al oeste y al norte (en este último caso árboles caducos).
Disponer taludes o enterrar parte de la edificación para aprovechar la inercia térmica de la tierra.

Se puede contratar el proyecto y dirección técnica o la ejecución completa de la vivienda.
El costo de una CASABIO dependerá de la cantidad de recursos o estrategias a emplear (Aislación térmica extra, reciclado de aguas grises, paneles térmicos solares, paneles fotovoltaicos, etc.) siendo, en su expresión esencial, similar al costo de una vivienda tradicional.
Muchas de estas estrategias se amortizarán en plazos que dependerán de varios factores, como el costo de la energía, el modo de uso, subsidios, etc.

 

En cuanto a la protección térmica, se propone una elevada aislación con placas de EPS (Poliestireno expandido) en el exterior de muros, techos y pisos (con espesores determinados por cálculo) ; y aberturas de aluminio DVA con rotura de puente térmico.
Otros recursos: disponer los grupos sanitarios agrupados para evitar las pérdidas de calor en largos trayectos de cañerías de agua caliente.
Proteger térmicamente el tanque de reserva de agua.
Adecuado sistema de aire acondicionado.
Sistema de calefacción convectivo y de baja inercia térmica.
Evitar los efectos invernaderos en verano.
– Se tenderá a que todos los ambientes tengan abundante iluminación natural, sobre todo en invierno.
Se dejarán las conexiones para la futura instalación de paneles solares térmicos que ayuden a producir agua caliente sanitaria y paneles fotovoltaicos que permitan la autosuficiencia eléctrica de la vivienda.
En cuanto a los materiales se usarán los provenientes de zonas cercanas a la edificación, con posibilidades de re-uso y privilegiando el rendimiento durante su vida útil a su modo de producción y/o extracción.
Se utilizarán maderas reforestadas y pinturas y barnices de base acuosa.

 

Es Bioclimática


Por que mediante su diseño racional y armónico, utiliza y potencia los elementos favorables del clima donde se inserta, para obtener el mayor confort térmico. Por tradicional nos referimos a la tecnología usada comúnmente en nuestro medio: ladrillos, madera, hormigón armado, vidrio, aluminio, etc., optimizando su uso.